Nueve formas de pagar deudas cuando estás en quiebra

Salir de las deudas no es fácil para nadie, pero es una hazaña aún más difícil para alguien que no tiene mucho dinero para gastar.

Hoy en día existen formas de ganar un dinero extra y, por tanto, poner fin a todas tus deudas.

Además de estas formas, debes hacer algunos cambios en tu vida:

1. Crea un presupuesto si aún no tienes uno

Un presupuesto te ayudará a tomar mejores decisiones sobre tu dinero, y además, tedará una idea de cuánto puedes pagar para saldar tus deudas cada mes.

No trates de administrar tus gastos en tu cabeza, pues ver los números en papel te permite ver la imagen más grande sin tener que depender de tu memoria.

Tu presupuesto también puede ayudarte a ver dónde puedes liberar el dinero que puedes depositar en tu deuda.

2. Haz la distinción entre quiebra y exceso

¿Está usando «quiebra» para describir lo que sucede después de gastar todo tu dinero en cosas innecesarias? Si es así, no estás realmente en la ruina.

Puedes hacer algunos cambios en la forma de gastar para crear un espacio adicional en tu presupuesto. Si realmente estás en la ruina, no lo empeores tomando malas decisiones, como gastar en cosas que no necesitas.

3. Arma un plan

Para pagar tu deuda debes comenzar siempre con un plan, sin importar cuánto dinero tengas e incluso si no puedes comenzar a pagarla de inmediato.

Comienza enumerando tus deudas junto con el saldo y la tasa de interés. Prioriza tus cuentas, anota el orden en que deseas pagarlas.

El plan es pagar todo lo que puedas pagar en una cuenta, y pagar el mínimo en todas las demás cuentas. Idealmente, encontrarás formas de liberar más efectivo en tu presupuesto.

4. Deja de crear deudas

Corta tus tarjetas de crédito y no solicites más préstamos, de esta manera, no tendrásla capacidad de crear deuda adicional.

¡Nunca saldrás de deudas si incrementas continuamente tus saldos!

Crear deuda adicional también aumenta los pagos que tienes que hacer, lo que crea una presión adicional sobre tus ingresos mensuales.

Es difícil vivir sin tarjetas de crédito cuando no tienes dinero, pero si realmente quieres salir de tus deudas, es fundamental que encuentres la manera de vivir de tus ingresos.

5. Busca maneras de reducir tus gastos

Revisa tus estados de cuenta bancarios mensuales para ver en qué estás gastando dinero cada mes.

Para cada compra, pregúntate seriamente si se trata de un gasto necesario. Recuerda, no estás recortando costos simplemente por hacerlo. Lo haces para que puedas salir de las deudas. Es un objetivo digno.

Es posible que tengas que hacer algunos sacrificios temporales, pero puedes agregar gastos una vez que estés libre de deudas, si decides que esos gastos valen la pena.

6. Encuentra maneras de aumentar tus ingresos

Ganar más dinero te permite lograr dos objetivos. Primero, ya no tendrás que depender de tus tarjetas de crédito para llegar a fin de mes, además de que podrás vivir dentro de tus posibilidades.

En segundo lugar, tendrás más dinero disponible para pagar tu deuda. Puedes aumentar tus ingresos asumiendo un segundo trabajo, haciendo trabajo independiente, vendiendo cosas en eBay o Amazon, ganando dinero de un pasatiempo, haciendo trabajos ocasionales o iniciando un pequeño negocio.

7. Pídele a tus acreedores una tasa de interés más baja

Una tasa de interés alta hace que sea más difícil saldar tu deuda, porque una mayor parte de tu pago mensual se destina a los intereses. La reducción de tu tasa de interés, te permite pagar tu deuda más rápido.

Un buen puntaje crediticio y un historial de pagos positivo te dan más influencia para obtener una tasa de interés más baja.

Si el emisor de tu tarjeta de crédito no se mueve, considera transferir tu saldo a una tarjeta de crédito con una tasa de interés más baja.

8. Paga a tiempo y evita las tarifas

Los pagos atrasados ​​ralentizan el proceso de pago de la deuda, pues tendrás que duplicar los pagos el próximo mes y pagar una tarifa por retraso, dinero que pudo haber reducido tu saldo.

Además, dos pagos tardíos con tarjeta de crédito activarán la tasa de penalización, lo que también dificultará el pago de tu deuda.

9. Hazlo paso a paso

Ver la foto de la deuda total puede ser abrumador, pero recuerda que no vas a abordar todo de una vez.

Al concentrarte en una deuda a la vez, el pago de la misma será más efectivo. Haz un seguimiento de tu progreso, celebra tus éxitos y sigue escatimando hasta que tu deuda esté completamente pagada.

Y tú, ¿cómo haces para saldar tus deudas? ¡Comparte con nosotros lo que sabes!

Compartir

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí